El protagonista de nuestra entrevista de hoy es el empresario e inversor Dirk Fricke de Alemania con el rango Black Diamond. Actualmente su estructura tiene 100.000 personas y este número crece cada día.

Nos habló de las dificultades y decepciones que tuvo que afrontar al inicio de su carrera en PLATINCOIN, lo que más ama en PLATINCOIN y de quien se enorgullece en su equipo.

¿Cómo fue que llegó a PLATINCOIN? 

Mi historia en PLATINCOIN comenzó en el año 2016 cuando el fundador del proyecto Alec Reinhardt me invitó personalmente a formar parte de su proyecto. Suena gracioso, pero por primera vez vi la idea de PLATINCOIN en forma de notas en una simple servilleta en un restaurante; nos reunimos con Alex y me esbozó el plan aproximado de desarrollo del proyecto. En ese momento yo ya había sido un emprendedor e inversionista hace bastante tiempo, ¡y yo inmediatamente me di cuenta de que no me permitiría perder esa oportunidad!

¿Tenía alguna experiencia en marketing en red en aquellos tiempos? 

¡No! Y eso fue exactamente lo que se convirtió en un gran obstáculo: tuve que comenzar desde cero en carrera en el marketing en red. Antes de eso trabajé en el campo de los productos farmacéuticos y equipos médicos, pero incluso antes de conocer PLATINCOIN comencé a interesarme por el blockchain y las criptomonedas.

¿Por qué decidió unirse a PLATINCOIN? ¿Qué le gusta de la empresa? 

La razón principal es que PLATINCOIN ha estado ayudando a las personas de todo el mundo a mejorar su bienestar económico durante ya casi cuatro años. Además PLATINCOIN ofrece a los usuarios un montón de oportunidades para el desarrollo de la carrera. ¡Esto ha sido probado por cientos de miles de nuestros socios de todo el mundo!

PLATINCOIN nos hizo a mí y a mi familia económicamente independientes, me dio la oportunidad de viajar por todo el mundo y no preocuparme por el mañana. Además de eso he hecho muchos amigos en diferentes países del mundo y cada uno de ellos es al mismo tiempo mi socio y colega.

En unos meses tengo que conseguir el rango Platin Diamond, esta es la meta para la que trabajo todos los días, incansablemente. ¡PLATINCOIN se ha convertido en una verdadera escuela de la vida para mí! Gracias a la empresa, aprendí a motivarme, alcanzar mis metas, construir una comunicación efectiva con las personas que me rodean y, lo más importante, tener paciencia. Después de todo, este no es un negocio en el que todo se hace realidad en un chasquido de sus dedos; aquí se necesita la perseverancia, un arduo trabajo y, por supuesto, un equipo capacitado, unido y sólido que está dispuesto a seguir su línea de negocios.

¿Cuál fue su éxito más significativo en PLATINCOIN?

Quizás este sea alcanzar uno de los objetivos más importantes para mí: reunir a más de 100,000 personas en mi equipo. He logrado este objetivo hace mucho tiempo, gracias al cual ahora tengo un ingreso pasivo estable cada mes. Estoy orgulloso de mi sólido equipo internacional que ha estado trabajando conmigo durante muchos años y en el que puedo confiar plenamente. ¿No es esto un verdadero éxito?

¿De quién está particularmente orgulloso en su equipo?

Quiero expresar mi especial agradecimiento a las personas que me asesoraron y me apoyaron en los comienzos de mi camino. Estos son Heiko Barike, Orlando Vinchelio, Ulrich Fischer, Ronnie Roerich, Ronald Weber, Dhanish Sharma Барике y muchos, muchos otros socios míos. ¡Estoy orgulloso de conocerlos! Juntos hemos podido lograr un tremendo desarrollo personal y haber alcanzado unas metas increíbles. ¡Hasta el día de hoy nuestro lema es «The time is now» — «El momento ha llegado»!

¿Con qué cosa batallaba más al comienzo de su trabajo? 

Encontrar nuevos socios fue lo más difícil, sin duda alguna. Fue muy difícil inspirar a las personas con la idea de PLATINCOIN y encontrar a aquellos que estén dispuestos para trabajar con nosotros.

También fue difícil (aunque por otro lado muy agradable) estar en constantes viajes de negocios. Aunque, no, esto es más bien un punto agradable que una dificultad o desventaja. Gracias a PLATINCOIN he viajado mucho por todo el mundo y me he familiarizado no sólo con los socios extranjeros como tales, sino también con la cultura local, las costumbres populares y la cocina típica de sus países de origen. Esta ha sido una experiencia no solamente muy intensa sino también muy emocionante que dejó muchos recuerdos cálidos en mi memoria. Y con muchos socios al final de cuentas me convertí en buenos amigos.

¿Ha tenido alguna decepción? ¿Cómo había podido lidiar con ellas?

Yo atraje muchos buenos socios a PLATINCOIN, quienes, sin embargo, carecían de audacia y perseverancia y por lo tanto más adelante se separaron de PLATINCOIN. En esos momentos yo siempre me sentía agobiado y preocupado por no ser capaz de contagiar a una persona mi fe en la idea. Pero aún así aprecio mucho esta experiencia: ¡gracias a ella aprendí a seguir adelante a pesar de todos los obstáculos, así como también aprendí a concentrarme siempre en mis planes y metas!