Nuestra entrevista de hoy es con Reinhard Biedermann, un socio con rango Green Diamond de Alemania. Él nos cuenta porqué eligió PLATINCOIN, cómo la empresa le ayudó a superar su crisis de vida y de los obstáculos que tuvo que superar para triunfar.

¿Desde cuándo es miembro de PLATINCOIN?

Sí, hace bastante tiempo, desde junio de 2018. No puedo creer que hayan pasado unos cuantos años… ¡El tiempo vuela rápido!

¿Qué le atrajo de la empresa?

Antes de llegar a PLATINCOIN, era banquero y llevaba 2 o 3 años metido en el mundo del bitcoin. Creo firmemente que las criptomonedas son el futuro de la economía mundial, por lo que siempre me han interesado sus posibilidades y herramientas. El concepto de PLATINCOIN me pareció muy impresionante, al igual que el propio Alex Reinhardt. Este hombre sabe exactamente lo que quiere y es capaz de ver oportunidades ocultas donde no parecen estar. Mis amplios conocimientos de finanzas y mercados de valores me ayudan a evaluar tanto a las personas como a las empresas de forma realista, por lo que puedo decir que PLATINCOIN es muy, muy prometedor.

En ese momento, tenía graves problemas de salud y no podía seguir trabajando a mi ritmo habitual. Y PLATINCOIN te permite trabajar desde casa y ganar varias veces más que antes.

¿Cómo se enteró de PLATINCOIN? La mayoría de las personas llegan a la empresa por los socios…

En mi caso, fue algo diferente. Conocí PLATINCOIN a través de un boletín por correo electrónico ordinario allá por 2017, pero en aquel momento no me interesaba especialmente la oferta de la empresa (tenía otros proyectos en mente). Sin embargo, un año más tarde asistí por casualidad a una convención de la empresa, donde me vi envuelto en una acalorada discusión por parte de 3-4 personas que trabajaban en PLATINCOIN. Fue entonces cuando decidí unirme y me encontré con un socio superior. Este, por cierto, resultó ser un viejo conocido mío, con el que ya había trabajado antes durante varios años.

¿Ha tenido experiencia previa en el marketing de redes? ¿En qué se diferencia de su experiencia con PLATINCOIN?

Sí, he trabajado en algunas cadenas de supermercados, incluso ayudé a crear una empresa de venta de agua y salud en 2008, cuando abrió por primera vez. Pero, cabe destacar, que no gané dinero real en ninguna de las empresas anteriores como lo hice en PLATINCOIN.

Además, en ningún otro lugar he visto pagos tan rápidos y fiables. PLATINCOIN es una empresa realmente grande en la que puedes crecer y desarrollarte sin malgastar tu dinero de las ventas. Sí, como en cualquier otra profesión, tienes que invertir en tu formación y desarrollo, pero en este caso se deja a criterio del socio. No hay «succión» de dinero como en el típico MLM.

¿Cuál es su mayor objetivo en PLATINCOIN?

¡Obtener el rango más alto, por supuesto! Lo ideal es llegar al Red o al Black incluso antes de la convención de Dubai, prevista para noviembre.

Háblenos de su estructura. ¿Cuántas personas hay en ella?

Ahora hay 315 personas en mi estructura, ¡y juro que estoy orgulloso de todos ellos! Todos ellos me han ayudado a entender algo nuevo para mí mismo, han compartido su propia experiencia y conocimientos, porque mi estructura es un intercambio continuo. A algunos de mis compañeros apenas les ayudo, son tan independientes. ¡Son líderes natos y muy buenas personas!

¿Y la competencia? ¿Notas competencia dentro de la empresa?

No la noto. Ninguna empresa es mejor que PLATINCOIN. Probablemente porque no hay competencia alguna. Como ya he dicho, en la empresa sólo hay un intercambio mutuo de experiencias y conocimientos. Participo en casi todos los CafeTalk, cursos de formación y seminarios web. Intento ayudar a mis mentores, a otros socios si tienen alguna dificultad, y ellos, a su vez, intentan ayudarme. El trabajo y el progreso en PLATINCOIN no están impulsados por la competencia, sino por la motivación. El sentido de la responsabilidad que tenemos por el futuro de la empresa y nuestras estructuras. Es el mejor incentivo para seguir haciendo lo que haces.

¿Qué le ha aportado trabajar en PLATINCOIN?

Mi mentalidad ha cambiado completamente en el último año. He empezado a pensar a una escala mucho mayor, porque ahora mi trabajo es algo más que ganar dinero. Es una forma de cambiar el mundo y la vida de miles de personas para mejor.

¿Cuál ha sido su mayor éxito en la empresa?

Por fin he alcanzado la libertad financiera. Pero, lo que es más importante, también lo han hecho mis amigos y socios. Intento ayudar a cada uno de ellos a poner en marcha su propio negocio, enseñarles a gestionarlo y a crecer profesionalmente al mismo tiempo.

También estoy orgulloso de haber construido mi estructura desde cero, no sólo una vez, sino dos. Nueve meses después de empezar, ya tenía dos socios Diamond en mi equipo (en un momento en el que yo mismo aún no había alcanzado este rango), pero nadie más trabajaba en el equipo. Mucha gente «se vino abajo». Entonces decidí que no pasaba nada, que tendría éxito por mi cuenta y que volvería a empezar. La segunda vez, conseguí reunir a socios realmente comprometidos que todavía hoy son fieles a nuestra estructura.

¿Qué es lo más difícil con lo que se ha tenido que enfrentar en su trabajo?

El pensamiento limitado inicial de muchas personas que estaban realmente interesadas en PLATINCOIN pero que fueron sometidas al escepticismo de otras personas, se asustaron y se negaron. Por culpa de estas mismas personas, mi estructura fracasó la primera vez. Afortunadamente, todo eso forma parte del pasado.

¡Comparta el evento más memorable en la vida de la empresa!

Mis recuerdos más brillantes son los de Praga en 2019 y Berlín en 2020. Y también, por supuesto, nuestro reciente viaje a Dubai, donde alquilamos un yate y lo pasamos muy bien.

¿Se ha sentido alguna vez decepcionado por algo?

¿Quiere decir que alguna vez me ha decepcionado PLATINCOIN? ¡No! Si se refiere a la decepción en general, entonces sí, por supuesto que ha ocurrido. En dos ocasiones me arruiné por completo económicamente y mi salud estaba en peligro. Aprendí dos lecciones: la única persona responsable de lo ocurrido, y que puede cambiar las cosas, es uno mismo. También puedo caer, pero eso no significa que tenga que seguir tumbado. PLATINCOIN me ayudó a levantarme la última vez, ¡y estoy seguro de que seguiré de pie durante muchos años!