Alex Reinhardt concedió una gran entrevista en ruso a la revista OK. En la entrevista, Alex contó sobre PLATINCOIN, sobre cómo enfrentar las crisis, sobre cómo reaccionar ante la crítica así como ante los problemas y victorias en el negocio

La entrevista fue publicada en ruso, pero hemos preparado la traducción en varios idiomas especialmente para la comunidad de PLATINCOIN. Lee la entrevista y compártela con tus socios.

Conferenciante y coach profesional, fundador de 18 proyectos digitales, experto en tecnologías financieras, inversiones y lanzamiento de nuevos productos, ¡contó a OK! sobre el criptosistema de PLATINCOIN, la capacidad de superar las crisis y responder adecuadamente a las críticas, los problemas y las victorias en los negocios.

Alex, háblenos de los orígenes de su empresa PLATINCOIN, ¿cuál fue el camino? 

El camino fue bastante difícil. El mayor crecimiento de mi vida está probablemente relacionado con ello. Y comenzó cuando me encontraba en una situación muy difícil. Hace poco hablé de esto en una entrevista con Forbes. Fui traicionado por mis socios comerciales, personas a las que consideraba mis amigos, tuve que devolver una suma de dinero bastante grande a los bancos en un periodo de muy corto de tiempo . Estaba buscando una salida a esta situación, y al mismo tiempo aprendí más sobre las criptodivisas. En solo cuatro meses, gané varios cientos de miles de euros gracias a estos nuevos conocimientos y a las habilidades de venta que tenía. Ciertamente había oído hablar del bitcoin antes de eso, pero en ese momento me enamoré completamente de la criptodivisa. Me di cuenta de que quería crear mi propia criptomoneda y ayudar a la gente a aumentar sus ingresos. Era muy importante para mí entonces, y lo es ahora.

En 2016, reuní un equipo y nos pusimos a crear la plataforma PLATINCOIN. Desde entonces, llevamos cinco años desarrollando esta plataforma. Se podría decir que este viaje no empezó ni siquiera desde el punto cero, sino desde el nivel menos cero. Al salir de las enormes deudas, me di cuenta de que era capaz, de que podía trabajar con ello, de que el futuro estaba ahí fuera. Fue como si el propio destino me guiara más allá y me quedara claro que podía estar aquí y realizar mi potencial al máximo. Realmente creo 

PLATINCOIN es todo un criptosistema con mercados, una plataforma de crowdfunding, sistemas de pago, casas de cambios y bolsas. Yo creo en la tecnología blockchain, creo en la criptomoneda. Estoy absolutamente convencido de que esta es la tecnología del futuro, y veo cómo ya está cambiando la vida de las personas.

¿En qué otros ámbitos ha conseguido trabajar?

Toda mi vida y mi carrera han estado relacionadas con las ventas. Ya en el instituto, gané dinero exitosamente como distribuidor de una compañía de seguros. Como estudiante universitario, escribí planes de negocio para empresas emergentes y les ayudaba a encontrar inversores. A lo largo de varios años de trabajo, ayudé a jóvenes empresas a recaudar unos 500 millones de euros. Es decir, se me dan bien las ventas, el desarrollo de modelos de negocio, y no es de extrañar que me haya dedicado 10 años a ello. Al mismo tiempo, siempre me han interesado las nuevas tecnologías. 

¿Qué formación ha recibido y qué experiencia ha tenido en la creación de la plataforma? 

Soy una persona que aprende durante toda su vida. Me encanta aprender, puedo sacar algo de provecho de cualquier conversación con casi cualquier persona, de cualquier libro, de cualquier entrevista, y no puedo imaginar mi vida sin el aprendizaje y el desarrollo. Tenía una memoria fotográfica en mi infancia y juventud. Ahora la masa de información nueva lo dificulta, pero sin embargo mi cerebro trabaja muy rápido y necesita consumir gran cantidad de información. Así que mi día comienza con el entrenamiento en el gimnasio, y durante este tiempo veo un montón de videos de motivación y de entrenamiento. Después, me aseguro de anotar algo: cualquier cosa que me llame la atención, que me parezca interesante y útil. Sí, es un entrenamiento diario sobre la marcha, pero no puedo limitarme a eso, de hecho es sólo el principio. En los dos últimos años he gastado más de un millón de euros en mi formación; para mí, no lo considero un gasto, sino una inversión. Es decir, he invertido esta cantidad en mí mismo, en mi educación.

Tuve la suerte de ser formado por los mejores entrenadores, los mejores mentores, los vendedores más fuertes y los empresarios más poderosos del mundo. No estoy seguro de que sea necesario mencionar todos sus nombres, pero, sin embargo, puedo decir que estudié en Canadá con la creadora de coaching Marilyn Atkinson. Estudié con Tony Robbins y Grant Cardona. También puedo contar con otras personas como mis entrenadores y mentores: pensadores del pasado, de los que aprendo mucho a través de libros, grabaciones de discursos, biografías y autobiografías. 

Todo esto me ayuda a entender mejor a la gente, al mercado y, en cierto modo, incluso a mí mismo. Me ayuda a ver en qué dirección tengo que ir, y a estar constantemente a la vanguardia del progreso, lo cual es muy importante para mí. 

¿Cuáles considera que son los resultados más brillantes y significativos en la historia de la empresa? ¿Qué evoca emociones agradables en su interior? 

El resultado principal es, por supuesto, todos los eventos, los cuales fueron cientos. Pero las emociones más fuertes las evocan nuestros más grandes eventos: en Berlín, cuando acabamos de lanzar la empresa, y en Dubai, cuando reunimos a un gran número de personas en el fantástico hotel Atlantis The Palm. La ceremonia de entrega de premios y luego la fiesta blanca en la playa fueron inolvidables. Naturalmente, los actos que se celebraron en todo el mundo también fueron muy emotivos. He viajado con presentaciones a más de 90 países en los últimos cuatro años: desde Corea del Sur hasta Argentina, Brasil, Chile, etc. Así que, literalmente, viajé a todos los continentes y conocí a un gran número de personas increíblemente interesantes. Estoy orgulloso de ello, y también es una experiencia muy viva para mí: la de conocer a nuestros socios, su cultura, sus tradiciones y sus puntos de vista.

Por supuesto, los lanzamientos de productos y los preparativos para ellos son siempre muy emotivos, porque cada vez se trata de un trabajo intensivo de un gran equipo. Cuando lanzamos un nuevo producto al mercado, actualizamos la línea de productos o ampliamos de algún modo la empresa, siempre es una celebración. Y sabiendo que hay una gran cantidad de trabajo detrás de todo esto, me preocupa: ¿cómo se lo tomará el público? ¿Les gustará? ¿Hemos pensado en todo?

Otro momento muy emotivo en mi memoria fue cuando lanzamos la blockchain PLATINCOIN. Lo hicimos en las Bahamas con mis socios: literalmente, apretamos juntos el botón de «lanzamiento», ¡y fue un momento lleno de adrenalina! Fue como si lanzáramos un cohete al espacio. Lo mismo ocurrió cuando lanzamos el PLC Secure Box o cuando la AppStore aprobó nuestra aplicación, en la que llevábamos trabajando dos años enteros. En definitiva, cada éxito de la empresa es una emoción que no se puede olvidar.

¿Qué dice la gente de su empresa? 

Ya sabes, la gente dice todo tipo de cosas: están los haters, y luego están los fans leales. Es como en todas partes. Así es la vida. En general creo que los haters son mis mayores fans, simplemente tienen esa especie de amor pervertido. Si no, ¿perderían tanto tiempo y salud conmigo? Y luego están las personas que realmente creen en mí, en nuestra empresa y en nuestro producto. Son la prueba de que estamos haciendo algo útil, algo genial. Por supuesto, hay una tercera «capa» de personas: las que simplemente no se preocupan. Esto también es normal. Pero es bueno que estas personas sean pocas. Esto demuestra que tenemos un producto extraordinario: ¡no puede no despertar emociones! ¡Puede incluso despertar emociones negativas, pero son emociones! Esto vale mucho.

¿Qué imagen de la empresa busca? ¿Cómo debería verla la gente? ¿Qué valores e ideas quiere transmitir? 

La gente debería ver una empresa de alta tecnología que cambia el mundo, que ayuda a la gente a aumentar sus ingresos y a crecer profesionalmente, y que hace la vida más fácil y mejor. Debe ser una empresa que ofrezca a la gente común y corriente todas las oportunidades que antes no tenía. Esto es alta tecnología, y es un producto para las personas y sobre las personas. Esos son todos los valores.

¿Cómo ve su empresa dentro de tres años?

Espero que dentro de tres años nosotros trabajemos con la misma intensidad, pero a otra escala. Para entonces tendremos varias docenas de productos geniales, nuestra comunidad se multiplicará por diez, ¡y puede que incluso por cien! Seguiremos cambiando el mercado, como lo estamos haciendo ahora, sólo que de forma más rápida y eficiente.

¿Por qué hace lo que hace? 

Soy un visionario, es decir, una persona que mira hacia el futuro y cree en las últimas tecnologías. Y al mismo tiempo, soy un luchador. Desde que era un niño, mi vida siempre ha sido un reto y una lucha constante. Al fin y al cabo, vengo de una familia muy humilde y también soy emigrante. Durante mucho tiempo fue una lucha con la pobreza: artículos de segunda mano, comida con cupones, los mismos jeans durante muchos años, que ya había que coser… En general, mi infancia no fue fácil, así que conozco el valor de las victorias. Y conozco el valor de la derrota. He pasado por todo. Francamente, todavía tengo ese dolor de la infancia, así que entiendo a las personas que no tienen la oportunidad de ir a una tienda y comprar lo que les gustaría a ellos o a sus hijos. Hubo momentos en mi vida en los que vivíamos con cincuenta euros a la semana como familia. Sólo tenía dinero para comprar comida, y tenía dos niños pequeños en ese momento. Por supuesto, fue muy duro.

Cuando creé PLATINCOIN, quería traer el progreso a este mundo y ayudar a todas las personas que se encontraran en la misma situación en la que yo me encontraba. Quería que cualquier persona pudiera mejorar su vida, proveerse de ingresos pasivos, y finalmente vivir una vida de placer en lugar de llegar a fin de mes. En resumen, sólo quería hacer el bien. Crear productos valiosos que cambien el mundo… y creo que lo he conseguido. PLATINCOIN ya ha cambiado la vida de decenas de miles de personas, les ha ayudado a ganarse la vida dignamente y a cuidar de sus familias. También fundé una empresa de crowdfunding con proyectos benéficos. Muchos de ellos ya han recibido financiación, de lo que estoy muy orgulloso. Además, hemos lanzado un mercado basado en criptodivisas en el que puedes conseguir artículos gratis, sólo por congelar los fondos. En general, siempre he pensado de forma muy poco convencional. He conseguido combinar mi deseo de ayudar a la gente con mi deseo de crear productos geniales e innovadores, y eso es increíble.

Pero lo más importante para mí, por supuesto, es crear. Después de todo, soy un creador por naturaleza. No pasa un día sin que me venga a la cabeza alguna idea o concepto nuevo. Tengo una mente inquisitiva desde la infancia y me complace orientarla en la dirección correcta. Hace tiempo mis ideas parecían una locura para los demás, pero ahora son útiles y cambian el mundo para mejor. El solo hecho de saberlo me hace increíblemente feliz. 

¿Los 5 libros que más han influido en usted? 

Uf, pregunta difícil para alguien que lee tanto como yo. Permítanme que me adelante y nombre tres de mis favoritos. El primero es, sin duda, el libro de Grant Cardona La regla 10X. El segundo libro es Las Aventuras de Tom Sawyer de Mark Twain, me encanta este libro desde que era un niño, porque trata de un niño muy aventurero, inteligente y que se convirtió en un líder. Puedes ver por qué me atrajo. Y, por supuesto, «D’Artagnan y los tres mosqueteros», adoré esa novela sobre el heroísmo, la nobleza y la amistad. 

¿Cuáles son las 5 películas que más han influido en usted? 

La primera película es exactamente «D’Artagnan y los tres mosqueteros»  — la antigua con Boyarsky. La serie de películas sobre los Guardiamarinas, que tanto adoré en mi infancia (y que ahora también adoro, la verdad). Vuelvo a ver esta película con gusto, me sé todas las canciones de memoria. Es una película hermosa y romántica. También me encantan todas las películas de Marvel basadas en los cómics de superhéroes. En general, estoy cerca del concepto de algún tipo de «superpoderes», así que soy un gran fan de ese universo cinematográfico. A mí también me gusta DC, especialmente Superman y Linterna Verde. 

La última me pone la piel de gallina de tal manera que la he visto innumerables veces. Estoy muy cerca de la idea de esta película: que una persona puede superar cualquier miedo que tenga. Probablemente porque yo también soy así, me gusta vencer mis miedos. Todo el mundo los tiene, es normal, pero yo siempre intento enfrentarme a mi miedo cara a cara. Así es como crezco. Por la misma razón, me gustan todas las películas que tienen que ver con la superación y el crecimiento personal. Por ejemplo, La Guerra de las Galaxias, bueno, es un clásico, lo he visto mil veces. Lo que se me quedó grabado de la última vez que lo vi fue el Mandalorean. Probablemente sea incluso más épica que la saga de La Guerra de las Galaxias. No tengo mucho tiempo para ver películas entretenidas, porque dedico la mayor parte de mi tiempo a estudiar. La mayoría de las veces veo películas cuando estoy en un avión o comiendo. El resto del tiempo, sólo vídeos educativos y motivacionales.

En general, me gusta mucho la ciencia ficción porque tengo muy buena imaginación y creatividad. Todas las películas extraordinarias me causan una profunda impresión. Los dramas y thrillers psicológicos me resultan un poco aburridos.

¿Cuáles son las tres reglas principales en las que se adhiere en la empresa y en la vida? 

La primera regla: nunca te mientas a ti mismo ni a los demás. Eso es muy importante para mí. Siempre tengo claro lo que es bueno y lo que es malo. Soy consciente de todos los riesgos. No tengo gafas de color de rosa. Por supuesto que soy un visionario y un innovador, pero soy muy práctico y tengo los pies en la tierra, así que no sueño y tampoco acepto mentiras. 

La siguiente regla: si tienes miedo, no lo hagas, y una vez que lo hayas hecho, no tengas miedo. Esto es lo que comentaba antes: yo crezco en el miedo, y una vez que he tomado una decisión, me responsabilizo de ella y sigo adelante.

Y la tercera regla. Si no sabes algo, no puedes hacer algo, o ese «algo» no existe, entonces créalo. Para mí la frase «es imposible» es como un trapo rojo para un toro. Me gusta demostrarme a mí mismo y a los demás que nada en el mundo es imposible. O lo haces o no lo haces —  y eso es todo.

¿Cómo es un día común para usted? 

Mi día común siempre sigue el mismo patrón. Me despierto muy temprano: si estoy en Estados Unidos me despierto a las 4 am, y si estoy en Europa me despierto sobre las 6-7am. Inmediatamente después de despertarme, voy al gimnasio, corro y veo videos de entrenamiento en el proceso (al menos una hora). Después desayuno durante 20-30 minutos y me siento a trabajar. A continuación, tengo unas 5-6 horas de trabajo, que es mi momento más productivo, así que intento hacer la mayor cantidad de cosas posible. Puedo concentrarme plenamente en lo que es importante: nadie me distrae, nadie me interrumpe con documentos. Sólo trabajo, eso es todo. 

Luego mantengo algunas reuniones y almuerzo. A veces tengo un almuerzo y una reunión al mismo tiempo, por ejemplo, en un restaurante. Si almuerzo solo, como todo muy, muy rápido (literalmente en 10 minutos), para poder volver al trabajo lo antes posible. No me gusta perder el tiempo, porque con ello pierdo productividad. Las comidas largas son siempre una tortura para mí. Me resulta difícil sentarme a charlar de la vida, me incomoda perder el tiempo.

Así que después de almorzar, tengo otras 5-6 horas de trabajo intenso. Suelen ser reuniones, llamadas o webinars. Luego una cena rápida y otras tres o cuatro horas de trabajo. Me acuesto alrededor de las 11 o 12 pm, pero si todavía tengo energía, puede que vea algo interesante antes de acostarme. Pero, de nuevo, no más de media hora. Así es mi día normal.

A veces tengo que volar cinco veces a la semana, así que a menudo también trabajo en el avión. Y para ahorrar tiempo, últimamente también trabajo en el coche; para ello tengo un conductor personal. Me siento en el asiento de atrás con mi portátil, incluso en un taxi o en una cola, contestando al teléfono, dando confirmaciones, recopilando información. En total, trabajo entre 12 y 14 horas al día. Es un ritmo normal para mí. Si el día es más movido, por ejemplo, si hay muchas reuniones, puedo trabajar entre 16 y 18 horas.

.¿Qué cualidades se valoran más en la empresa? 

En la empresa valoramos la rapidez y la eficacia. Para nosotros es importante que todos los miembros del equipo se centren en un resultado concreto. Lo que no nos gusta, no nos agrada y tratamos de impedir de todas las maneras posibles es trabajar por trabajar, sólo por un sueldo, sin objetivos ni implicación personal. No lo necesitamos. Sólo resultados, y en muy poco tiempo. Tienes que ser capaz de mantener el ritmo y ser productivo constantemente.

¿Qué cualidades no son especialmente bienvenidas en la empresa, además del «trabajo por el trabajo»? 

La falta de iniciativa y de capacidad de trabajo en equipo. A veces nos enfrentamos a retos complejos y grandes desafíos que nadie puede abordar por sí solo. Tenemos que trabajar en un flujo, y si una persona no se comunica se saldrá del flujo. Además, no acogemos a personas con problemas de motivación o falta de interés por el crecimiento personal y profesional. Necesitamos personas que se apasionen por el producto, que entiendan para qué lo hacen y para quién lo hacen. Jóvenes entusiastas, a ellos los necesitamos. Son la mayoría de nuestro equipo y estoy muy orgulloso de todos ellos.