La caída de los mercados de criptodivisas comenzó con un tuit de Ilon Musk en el que comentó que la minería no es respetuosa con el medio ambiente. A esto le siguieron otros acontecimientos negativos para el Bitcoin y otros activos digitales, que condujeron al actual descenso a largo plazo. Pero, ¿es la minería realmente dañina para el medio ambiente? 

Esta afirmación fue el motivo por el que Ilon Musk se negó a aceptar la principal moneda digital como medio de pago para los automóviles eléctricos de Tesla. Muchos usuarios de criptomonedas se preguntaron a qué se refería exactamente el multimillonario con lo de poco ecológico.  

 El consumo de electricidad y las emisiones de gases de efecto invernadero 

Los cálculos de los expertos muestran año tras año un aumento constante del consumo de electricidad necesario para minar Bitcoin. Hoy en día, es más de 120 teravatios por hora al año, que es más que el consumo de Argentina. Y el algoritmo de la principal criptomoneda está diseñado de tal manera que esta cifra no hará más que crecer. 

La organización ecologista Greenpeace también está del lado de Elon Musk. Las emisiones de gases de efecto invernadero de la minería de Bitcoin ya son comparables a las de un país tan grande como Filipinas. Pero lo que es más importante, el gobierno chino ha centrado su atención en la principal moneda digital y su impacto ambiental. 

Daños y beneficios ambientales de la minería 

La agencia de noticias estatal china informa que Bitcoin no tiene nada que ver con la «neutralidad del carbono». Junto con las prohibiciones en China, llega la represión de la minería en Irán. La razón es la misma: el consumo de recursos para garantizar la integridad de los cálculos matemáticos. 

Según el experto Daniel Frumkin, de la República Checa, la sostenibilidad de la minería es un «arma de doble filo». Por ejemplo, cuando se extrae el gas asociado, que se emite durante la producción de gas y petróleo, la creación de nuevos bloques de Bitcoin sólo es buena para el medio ambiente. Por lo tanto, no tiene sentido hablar de si la minería en general es respetuosa con el medio ambiente o no. Lo que importa son las condiciones específicas de cada explotación minera. 

El uso de paneles solares para la minería 

Tanto la producción como el reciclaje de los paneles solares dañan al medio ambiente. Sin embargo, la energía solar se considera respetuosa con el medio ambiente y recibe apoyo gubernamental en China y muchos otros países. Junto a las explotaciones mineras de China se encuentran las fábricas de células solares. 

¿Qué pasaría si todos los mineros se pasaran a la energía solar? La empresa de análisis Square, junto con ARK Invest, ha calculado si tiene sentido convertir la minería en energía solar. 

Para ello, el costo de construcción y mantenimiento de una instalación que genere electricidad se dividió entre la rentabilidad media de la minería de Bitcoin, teniendo en cuenta la complejidad prevista del proceso. 

El cálculo demostró que si el valor de la principal criptomoneda no sube ni baja en los próximos dos años, los paneles solares sólo podrán cubrir sus propios gastos. Después, la complejidad de la minería crecerá tanto que la empresa dejará de ser rentable. Aunque, con un notable aumento en la tasa de Bitcoin, la rentabilidad de una planta de energía solar para la minería continuará durante algún tiempo. 

El uso de energía renovable en la minería 

La proporción de las fuentes que utilizan energías renovables para la minería ha ido creciendo de forma constante. Si en 2019 solo el 27% de las fuentes de energía para la minería podían calificarse como neutras en carbono, en 2020 su proporción ha aumentado hasta el 61% del total.

La razón es el creciente uso de centrales hidroeléctricas y la energía liberada por la quema de gas natural asociada en los yacimientos de petróleo para la minería. La proporción de centrales eléctricas de carbón utilizadas para la minería está disminuyendo constantemente. Todo esto indica que los daños ambientales de la minería son extremadamente exagerados. 

Las criptomonedas se trasladan a otros blockchain 

El tema de los daños ambientales de la minería se ha convertido en una oportunidad para que algunos desarrolladores de blockchain hagan una declaración adicional. Vitalik Buterin ha recordado que Ethereum 2.0 eliminará la necesidad de minar, ya que las transacciones se confirmarán mediante el algoritmo Proof-of-stake (PoS). En la práctica, esto significa que las tasas de transacción no serán ganadas por los mineros, sino por los titulares de las cuentas especiales en criptomoneda ETH. 

Tezos y muchas otras criptomonedas ya utilizan el algoritmo PoS. Esto las coloca en una mejor posición en comparación con las criptomonedas basadas en la minería tradicional PoW (Proof-of-work), como Bitcoin y sus seguidores. 

Para minar nuevas unidades de criptomonedas, el staking ya se ha consolidado como una alternativa reconocida a la minería. Basta con guardar dinero en un monedero especial para participar en la seguridad de la red y ser recompensado por ello. Es respetuoso con el medio ambiente, eficiente energéticamente y no requiere conocimientos técnicos sofisticados.