Criptotecnologías (tecnologías digitales), quizás, puedan pasar desapercibidas para Ud., y aún con todo puedan ser imprescindibles. He aquí un ejemplo muy sencillo: supongamos que tenga Ud. una hija menor de edad a quien su amiga haya invitado a un club nocturno. Ud. no puede seguir los pasos de la hija día y noche y no desea deteriorar con ella las relaciones de confianza. Pero le importa saber que a la chica no la dejarán llana y sencillamente entrar en un lugar sospechoso y no le venderán alcohol hasta que no cumpla 21 años. ¿Pueden haber garantías en tal situación? ¡Imagínese que sí!

Un contrato inteligente es capaz de asegurar que el sistema de acceso llegue a comprender si la chica tiene 21 años o no; para ello basta acercar la tarjeta de plástico con código al lector. Con eso, ni su nombre, ni su dirección, ni otra información, excepto la de su edad, estarán disponibles para los visitantes y la administración del club. ¿La vida se hará más segura, verdad? Y esto puede hacerse realidad a base de un sistema verificador de identidad ajustado en el blockchain.

Ahora, cuando sabemos que necesitamos la tecnología de contratos inteligentes, vamos a aclarar cómo funcionan.

Qué es un contrato inteligente

Cómo contratos inteligentes mejorarán su vida

Le presentamos a Nick Szabo, criptógrafo, programador y abogado. De vez en cuando se lanzan rumores de que es él quien se esconde bajo el nombre de Satoshi Nakamoto lo que significa que es el creador de blockchain y bitcoin. Pero, aun cuando no demos crédito a los rumores, Nick Szabo es de por sí un personaje legendario: en los años 90, aun antes de que apareciera la cadena de bloques, se había hecho autor del término «contrato inteligente» y de la propia idea de un protocolo operativo que cumpliera con los términos del contrato.

A Szabo le encanta explicar su idea aduciendo como ejemplo una máquina de refrescos. Ud. comete un acto lanzando una moneda. La máquina entrega un refresco y cambio.

El esquema es simple y repetitivo, por lo tanto, en lugar de un cajero que le tomará dinero y le dará bebidas y cambio, estas faenas se las pueda confiar a una máquina que no se equivoca, no cede a los ruegos y no se cansa. «Donde tradicionalmente recurrimos a los servicios de abogados y contadores, es posible usar mecanismos semejantes a las máquinas expendedoras», afirma Nick Szabo.

Cómo esto funciona

El principio de utilizar un contrato inteligente se lo puede comparar con el trabajo de un usuario común y corriente en el ordenador.

Un blockchain grande y público, como él de bitcoin, actuará como un sistema operativo distribuido que almacena datos y los protege contra todo tipo de manipulaciones. Un contrato inteligente es una aplicación basada en el sistema operativo la cual Ud. configura a su gusto: cuales acciones serán permitidas y cuales bloqueadas, de qué se ha de avisar, etc.

El servicio de blockchain (BaaS) ofrece plataformas públicas y herramientas de personalización en la nube utilizando las cuales los empresarios y ejecutivos de empresas puedan formular contratos inteligentes con sus propias manos predeterminando las opciones imprescindibles para cumplir un contrato específico.

Nada de privilegios, nada de influencias personales, nada de acciones innecesarias. Ud. puede cambiar simplemente un artículo por otro, por ejemplo, una olla de miel por una madeja de hilos: la cadena de bloques garantiza que los intereses de ambas partes del intercambio son igualmente respetados. Por ende, en lo económico, los contratos inteligentes nos hacen volver a los orígenes, a la naturalidad del intercambio sin intermediarios.

Qué esto cambia

Pues bien, la tecnología de contratos inteligentes basados en blockchain funciona ayudando a ahorrar tiempo y prescindir de intermediarios innecesarios, firmar cualesquiera contratos que sean y sentirse seguro de que todos los datos sean mantenidos fiables y auténticos. Mas puede Ud. preguntarse: «Y ¿qué tengo yo de eso?» Veamos qué cambios específicos se producirán para cada usuario debido a la generalizada aplicación de contratos inteligentes.

Identificación

¿Se acuerda de cómo un contrato inteligente no dejó a una menor de edad entrar en un club nocturno? Mientras permanecían escondidos los demás datos personales. ¡Y esto no es de extrañar! Conviene recordar sólo que el blockchain funciona como un sistema operativo, siendo el contrato inteligente una de las aplicaciones instaladas. Es decir, el contrato abre únicamente la información a la que tiene acceso. Mientras que el blockchain almacena todos los datos asegurando su autenticidad.

Esto significa, para cada uno de nosotros, que toda la información sobre un individuo puede almacenarse en una cadena de bloques, pero un contrato inteligente dará a los médicos acceso sólo a los datos sobre su estado de salud, dejando ver el otro sólo una lista de sus bienes inmuebles a la hora de venderse su apartamento.

Añádase a ello una garantía de autenticidad de los datos, y se dará Ud. cuenta de que nunca más tendrá que acudir a ninguna oficina para obtener algún certificado. Y a la hora de adquirir un apartamento o automóvil, sabrá Ud. del vendedor todo lo que sea necesario y nada que sea de más.

Cómo contratos inteligentes mejorarán su vida

Archivos

Vaya a la oficina de cualquier notario público e imagínese que debe buscar una carta poder emitida hace cuatro años y comprobar si ha caducado o no. Supongamos que Ud. haya dado con ella, pero ¿qué pasa si otro notario tiene otra carta poder que cancela la primera? Da miedo pensar cuántos años tardarán la clasificación y digitalización de todos los documentos en papel de una oficina. ¡Y cuántos errores involuntarios cometerán las secretarias!

Sin embargo, ellas no tienen que encargarse de ello. Es que un contrato inteligente puede digitalizar documentos en papel, actualizando de manera automática los datos relativos a ellos o, para ejemplificar, destruyéndolos al expirar el plazo especificado.

Cómo contratos inteligentes mejorarán su vida

Activos digitales

En otros tiempos, la gente acostumbrada a hacer cobros y pagos con monedas de oro solía mirar con malos ojos el «papel moneda» o los «billetes de banco», o sea, el dinero en papel. Hoy en día, muchos usuarios suelen guardar sus ahorros en dólares o euros en vez de unidades de cuanta protegidas digitalmente. En lo hondo de su corazón, todo el mundo se percata de que pronto los billetes de papel también serán tan raros como las monedas de oro.

Sin embargo, coins en lugar de dólares no son ninguna novedad. Mientras tanto, la tecnología de contratos inteligentes hace posible crear títulos de valor protegidos digitalmente. Es decir, en el blockchain, podremos almacenar acciones de cualquier compañía o comprar con facilidad, por ejemplo, una cuarta parte de una acción, efectuando pagos automáticos de dividendos.

Y no se trata de meros sueños futurológicos. Por ejemplo, la compañía Symbiont de Estados Unidos ofrece ya subscripciones criptográficas de títulos de valor. La administración del estado de Delaware que alberga la oficina de Symbiont apoya con vigor esta iniciativa, así que las «criptoacciones» son totalmente legítimas.

Cómo contratos inteligentes mejorarán su vida

Préstamos e hipotecas

Si Ud. ha formalizado ya un préstamo bancario o una hipoteca, entonces recordaría por cierto que estos procesos son largos, intrincados y confusos. La revisión de la solicitud, la aprobación y la firma: todo esto todavía se realiza a mano y tarda mucho tiempo durante el que Ud. ignora si le darán un préstamo o no.

Los contratos inteligentes pueden automatizar cada aspecto de la transacción, incluidos el procesamiento de pagos y la retención prendaria de la propiedad, para hacer más rápida y eficiente la ejecución del contrato hipotecario o de crédito. Y lo que más importa, harán más rápida y fácil la transferencia del derecho patrimonial a la tierra y bienes inmuebles, protegiendo contra el fraude a las partes de la transacción. Lo cierto es que para ello los datos de usuarios deben permanecer ya en la cadena de bloques.

Seguro de automóviles

Imagínese un mundo en el que Ud. se sienta protegido en cualquier situación del tráfico porque la reclamación de pago de seguros se la puede interponer casi al instante, realizándose con la misma velocidad el procesamiento, la verificación y el pago del seguro.

Utilizando los sensores instalados, el vehículo por si solo determinará la gravedad del daño y lo evaluará, siendo estos datos incuestionables. Pues bien, el contrato inteligente transmite con objetividad todos los datos a la cadena de bloques directamente.

Tal vez este sea uno de los cambios más esperados, y los sufridos conductores sean los primeros en votar por la introducción de contratos inteligentes.

Cómo contratos inteligentes mejorarán su vida

La implantación de contratos inteligentes en varios dominios haría el mundo más tranquilo y fiable. Se trata de ensayos clínicos y logística, investigaciones científicas y regulación de la economía.

Como resultado, se concebirán nuevos medicamentos y métodos de tratamiento, surgirán nuevas tecnologías y condiciones propicias para la evolución de pequeñas y medianas empresas. Todo ello mejorará inevitablemente la calidad de la vida humana. Pero para empezar, será suficiente que los contratos inteligentes ayuden a afrontar las tareas rutinarias, permitiendo invertir en su cumplimento minutos en lugar de semanas.