Los desarrolladores de nuevos modelos de teléfonos inteligentes, tabletas y otros dispositivos móviles se esfuerzan más y más por dotar de la realidad aumentada todos nuestros gadgets predilectos. Para quienes no se molesten demasiado con los detalles técnicos, las ventajas de tal realidad no son evidentes: ¿valdrá la pena pagar más por un artefacto que apoye la realidad aumentada si no se sabe claramente de qué se trata y para qué sirve?

La conocemos desde hace mucho tiempo

¡No se asusten de las descripciones intrincadas! La realidad aumentada (augmented reality o AR, por sus siglas en inglés) no es sino una nueva oportunidad y un método de agregar objetos virtuales al mundo material que conocemos aprovechando dispositivos electrónicos conectados a Internet.

La realidad aumentada requiere un software que ya existe en forma de navegadores AR y juegos para las consolas de Sony PlayStation Vita y Nintendo 3DS y 3DS XL, así como aplicaciones de entretenimiento para dispositivos móviles compatibles con iOS y Android.

Dicho sea a propósito, la tecnología, además de agregar algo a una realidad física, puede eliminarlo visualmente. A decir verdad, esta última función aún no es muy solicitada, porque ver algo adicional resulta mucho más interesante. Por lo tanto, esta es la razón del nombre de esta tecnología: «realidad aumentada», si bien, de hecho, se trata de una realidad visualmente modificada.

El concepto de la realidad aumentada no es muy novedoso. ¿Recuerda Ud. las gafas de Terminator? En la película de 1984, veíamos, en el fondo, un gadget moderno, algo parecido a Google Glass: el usuario contempla un objeto a través de las gafas y, además del propio objeto, observa datos adicionales sobre este último.

¿Quién necesita una realidad aumentada?

Ya está aquí

Quizá, ni siquiera aún adivináramos cómo es la realidad aumentada si no fuera por Bulbazaur y Charmander, Squirtle y Pikachu y otros Pokémones.

En julio de 2016, la compañía estadounidense Niantic sacó a la venta Pokémon GO, un juego móvil de rol para dispositivos compatibles con iOS y Android y el sistema de navegación satelital GPS.

La pantalla del dispositivo móvil muestra el completo entorno del jugador como si uno estuviera mirando no en la pantalla, sino a través de un vidrio normal. Pero, además de los objetos habituales de la realidad física, esta pantalla expone también Pokémones que son protagonistas virtuales del juego. De modo que sea posible encontrarlos y luchar contra ellos o unirlos al equipo de Ud. para entrenar y educar. El juego puede asimismo permitir comprar artículos de realidad aumentada necesarios para lograr la victoria virtual.

100 millones de individuos por todo el mundo han descargado el juego a sus dispositivos, aportando a Niantic más de 440 millones de dólares.

Es posible que a Ud. no le interesen los juegos móviles en absoluto, pero, de todos modos, cualquier transeúnte podría ver en su teléfono inteligente y tratar de atrapar a un Pokémon escondido detrás de su hombro. Así que 100 millones de jugadores y quienes estuvieran junto a ellos pudieron asegurarse de la existencia de la realidad aumentada e interactuar con ella.

La gente la necesita

… en España y otros países

España, con su costa de 5 000 kilómetros, es un verdadero paraíso para los aficionados a las vacaciones en la playa. Además, es una isla singular de cultura que combina de forma rara el Este y el Oeste, las tradiciones cristianas y musulmanas, las obras maestras de arquitectura medieval y el patrimonio artístico del siglo XX. Ni siquiera las personas muy próximas puedan siempre ponerse de acuerdo acerca del lugar donde pasar juntas sus vacaciones.

Por ejemplo, Pedro Castalis, un abogado de Madrid, es un gran fanático del mar y el sol. Está dispuesto a pasar horas en la playa. Mientras que su esposa Juanita no puede soportar el calor y adora lugares de interés, museos y excursiones.

Para quienes la playa no basta

En los centros turísticos del mundo, así como en las reservas naturales, históricas y culturales, goza de más y más popularidad un entretenimiento llamado geocaching. Algunos de sus participantes esconden «tesoros» y los otros los buscan. Usando los dispositivos móviles y la realidad aumentada, los jugadores hallan pistas e interesante información adicional.

Blippar es otra aplicación popular que hace uso de AR. Se asemeja en algo a una mirada a través de las gafas de Terminator: al apuntar la cámara del teléfono inteligente a cualquier objeto, el usuario obtiene más información pertinente y enlaces de Internet donde hay aún más valiosos datos sobre el tema. Por consiguiente, al deambular por las ciudades del mundo, uno puede al instante enterarse de todo detalle relativo a cualquier lugar de interés.

¿Quién necesita una realidad aumentada?

… en Japón y otros sitios

Se dice que los japoneses son la nación más solitaria del mundo. Esta opinión se basa en serios argumentos. El elevado nivel de vida en este país se combina con las peculiaridades de la cultura nacional, las tradiciones y la educación de modo tal que más y más japoneses prefieran de hecho vivir fuera de la sociedad prescindiendo de paseos por las calles o visitas a cafeterías y cines, amigos o tertulias permanentes.

Según las estadísticas, entre los nipones de treinta años, un 25% nunca han tratado de encontrar pareja o contraer matrimonio ni han tenido relaciones sexuales. Existe incluso un término especial «yaramiso» que traducido literalmente del japonés quiere decir ” treintañero que no lo hace«.

Sin embargo, para las personas tímidas de cualquier nacionalidad cuesta mucho trabajo encontrar un amigo o una pareja sexual, un compañero de juego o simplemente un conversador.

Para quienes estén en soledad

Es posible, en la realidad virtual, experimentar ya sensaciones comparables a las físicas: esta tecnología se emplea en modelos de cascos tan conocidos como Google Cardboard y Samsung Gear VR o Oculus Rift. La realidad aumentada ayudará a causar el efecto de presencia física e incluso de contacto social.

Las combinaciones entre la realidad aumentada y virtual, el video y elementos gráficos 3D y la robótica prometen no sólo ofrecer miles de millones de dólares a la industria recreacional para adultos y resolver los problemas del individuo más solitario del planeta. La enseñanza y la socialización de los niños con discapacidades auditivas congénitas y la posibilidad de encontrar compañeros de juego de la misma edad para los niños que padecen graves enfermedades se harán realidad también gracias a los mismos artilugios.

¿Quién necesita una realidad aumentada?

…en Rusia y otros lugares

En algunas culturas, se suele recurrir a los profesionales en caso de cualquier minucia; en otras es de costumbre hacerlo prácticamente todo con manos propias, prescindiendo, por ejemplo, de peritos en jardinería o diseño.

Conozca a Nikolai Ivánovich Fiódorov, de 53 años, profesor de física y matemáticas en una escuela de Moscú. Este año, su familia se ha convertido en un feliz propietario de un apartamento en un edificio nuevo. Nikolai Ivánovich suele hacerlo todo a la antigua: con diligencia y muy despacio. Con tal de comprarse muebles para la nueva vivienda, primero dibuja un plano del piso, luego mide cada pared y sólo entonces comienza a pensar dónde y cómo emplazar los muebles. Los concilios familiares a menudo acaban en riñas ya que su esposa e hijos son de letras y nada entienden de dibujos y cómputos.

Para aficionados a planificar y modificar planes

Apple e IKEA están preparando una conjunta aplicación de realidad aumentada. La salida a la venta está programada para el otoño de 2017 tras el lanzamiento de iOS 11. De una vez, 600 modelos 3D del catálogo IKEA se los podrá «probar» en cualquier hogar u oficina.

¿Quién necesita una realidad aumentada?

… en Kazajistán y otros lados

Adiya Kosanova, residente de la ciudad de Shymkent, es una alumna del sexto grado quien sueña con ser abogada y estudiar derecho en la Sorbona. Pero aún no está segura de que tenga un nivel adecuado del francés para ir a París, dejando a sus padres y cuatro hermanos menores.

Para cada escolar o estudiante universitario

Con el fin de comprender cómo se alternan el día y la noche, se puede leer varias veces el capítulo de un manual. O visitar alguna vez el Planetario Hayden en Nueva York donde se reconstruye todo un universo digital de acuerdo con los auténticos datos de la NASA y otras agencias espaciales.

Y la galaxia digital muy pronto será capaz de desplegarse en un aula. Para explicar un nuevo tópico, por ejemplo, «La diversidad biológica de la tundra», el maestro no va a leer las descripciones en voz alta, sino que aplicará simplemente la realidad aumentada. Será más fácil e interesante asimismo aprender idiomas ya que cada uno podrá acceder fácilmente al ambiente lingüístico usando cualquier gadget. Con ello, será posible asistir a conferencias en Cambridge o Stanford, Oxford o La Sorbona desde cualquier parte del mundo.

¿Quién necesita una realidad aumentada?

… en Sierra Leona y otras partes

Farima Saidu está embarazada. Ella con su familia vive en Sierra Leona, un pequeño país en África Occidental. El esposo de Farima está preocupado porque el hospital más cercano se encuentra a varias millas, sin existir otra asistencia médica en las cercanías. Tras la guerra civil de 1991-2002, muchos poblados y caminos aún permanecen en ruinas. El país cuenta con una población de 6 millones, mientras que a cada 200.000 habitantes les corresponde un médico, permaneciendo esta situación sin cambiar por muchos años porque el país carece de instituciones de educación médica.

Para quienes necesiten una buena medicina

El conocido cirujano de Londres Shafi Ahmed acoge con entusiasmo cada nuevo avance disruptivo en las tecnologías de realidad aumentada y virtual. Él mismo practica cirugía remota cuando su asistencia es indispensable. Además de las herramientas de cirugía estándar, se requiere la pantalla de un dispositivo dotado de un software especial y Google Glass.

El doctor Ahmed actuó también como cofundador del proyecto Realidades Médicas (Medical Realities). Esta startup está desarrollando aplicaciones que ayudarán a individuos de todo el mundo a aprender de los mejores médicos y estar presentes en las operaciones quirúrgicas remotamente y perfeccionar sus hábitos médicos usando simuladores de realidad aumentada y virtual.

Según las previsiones, los usuarios descargarán 265 mil millones de aplicaciones ya existentes para la realidad aumentada hasta finales de este año, pero esto no es sino un comienzo. La realidad aumentada por mucho tiempo ha sido para nosotros una parte de un universo fantástico para convertirse luego en un juego y entretenimiento, facilitando ahora dar respuesta a muchos acuciantes desafíos que afronta la humanidad. Esta tecnología será de utilidad en medicina y educación, mejorando la calidad de los servicios y los estándares de vida humana.

Para aprovechar estas oportunidades hacen falta sólo una conexión a Internet y un dispositivo móvil y la habilidad de emplear nuevas tecnologías. A decir verdad, millones de individuos siguen carentes justo de tal acceso. Pero todos estamos trabajando ya en superar la desigualdad digital.